martes, 10 de junio de 2008

Transmilenio y el subsidio a poblaciones vulnerables

EL GOBIERNO DISTRITAL Y LA SOCIEDAD SON LOS QUE ESTÁN SUBSIDIANDO AGRANDES OPERADORES
*El proyecto de ley debe incluir la renegociación de los leoninos contratos actuales en exclusivo beneficio de la empresa privada.
*Los $90.000 millones que dejaría de recibir Transmilenio no pondrían en riesgo el sistema.
El concejal Jaime Caycedo Turriago salió al paso de las declaraciones del gerente de Transmilenio, Fernando Álvarez, quien afirmó que el proyecto de ley que cursa en el Congreso de la República para fijar subsidios en el transporte colectivo que beneficiará a estudiantes de estrato 1 y 2 y tercera edad, ocasionaría desequilibrio financiero al sistema.
Lo paradójico es que ha venido ocurriendo exactamente lo contrario: son el gobierno distrital y la sociedad los que están subsidiando a los grandes capitalistas del transporte masivo. Por ello, es claro que las iniciativas legales que se encuentran en curso tanto en el Congreso como en el Concejo de Bogotá deben incluir la renegociación de las condiciones leoninas que se pactaron entre la empresa Transmilenio y los grandes operadores privados. Es allí donde se encuentra la real inestabilidad financiera del sistema, por cuanto de los multimillonarios ingresos mensuales, calculados actualmente en más de $59 mil millones, escasamente el 4% le corresponde a la empresa distrital, mientras que el restante 96% queda en los bolsillos de los grandes capitalistas del transporte, considerando además que los costos de aseo, vigilancia y mantenimiento de vías corre por cuenta del Distrito, lo que magnifica aun más las enormes ganancias que ellos usufructúan", dijo Caycedo Turriago.

Según el concejal del Polo Democrático Alternativo, el transporte masivo de pasajeros en Bogotá no puede verse simplemente como un negocio. "En ese punto, la declaración del doctor Fernando Álvarez, gerente de Transmilenio, quien asegura que la iniciativa "impactará de manera negativa el negocio", evidencia una posición que va en contravía del sentido democrático y de servicio, que debiera ser prioridad en el sistema de transporte masivo de cualquier ciudad".

El concejal recordó que los estudios realizados por la Contraloría de Bogotá indican que la participación de la Empresa Transmilenio S.A. debió ser mínimo del 10% para que la entidad no presentara pérdidas; sin embargo, ese porcentaje nunca se ha alcanzado, en detrimento de la empresa pública, y en beneficio de la empresa privada. Además, dijo Caycedo, "el mismo Departamento Nacional de Planeación ha señalado con claridad que la relación beneficio/costo muestra cómo para un periodo de evaluación de 15 años los beneficios generados por Transmilenio serán prácticamente el doble de sus costos".

"Es tiempo ya de cambiar el modelo en el que unos grandes capitalistas se enriquecen aun más con el monopolio del transporte de la ciudad y el uso exclusivo de sus vías, a la vez que no aportan nada, ni para el mantenimiento del sistema, ni en términos de la función social de lo que en teoría es un servicio público", indicó.

Por ello, Caycedo Turriago cree que "es necesario reformular la participación en el sistema, y si parte del cambio es reducir parte de las altísimas ganancias de los grandes operadores, en una proporción que no es amenazante, a cambio del mejoramiento de las condiciones de vida de los ciudadanos más pobres, es indispensable que se realicen esas modificaciones", culminó.

Volver a la página principal

1 comentario:

martinjaramillo dijo...

Ya existen modernos, novedosos e inteligentes sistemas de transporte público masivo limpio, para solucionar los problemas de congestión y contaminación en las grandes ciudades, y son más económicos y eficientes que los sistemas convencionales.
Las medidas restrictivas como el "pico y placa" son incapacidad administrativa.
A nivel del piso no es posible solucionar los problemas de la congestión vehícular.
Consultar: http://www.sistracsa.com/presentacion.doc
E- mail: martinjaramilloperez@gmail.com
tranxrail@gmail.com