miércoles, 3 de marzo de 2010

¿Quien se quedará con el dinero que perderán los pequeños transportadores en el Sitp?


Boletín de prensa

¿Quien se quedará con el dinero que perderán los pequeños transportadores en el Sitp?

* El conflicto del transporte público en Bogotá pasa necesariamente por la rentabilidad que generará el nuevo sistema de transporte y quién se quedará con ella. En todo caso no es la ciudad. Se requiere diálogo sin condiciones.
* Concejal Jaime Caicedo contradice afirmaciones del secretario de Movilidad.

El concejal del Polo Democrático Alternativo Jaime Caicedo Turriago dijo hoy que el fondo del conflicto entre los pequeños trasportadores y la administración distrital radica en la desigual participación que tendrían los diversos actores que integrarán el nuevo sistema de transporte de la ciudad, muy especialmente en lo que tiene que ver con la rentabilidad del mismo y su redistribución social.

“Si bien el decreto 309 de 2009, que forma parte del bloque legal que conforma el Sistema Integrado de Transporte Público, establece como principio esencial su democratización, los pliegos de licitación no la reflejan. Primero porque los pequeños transportadores, que poseen el grueso de los vehículos, no tienen capacidad financiera para constituirse como empresas para licitar, viéndose obligados a asociarse en forma desventajosa con pulpos financieros parásitos que no tienen nada que ver con el sector, pero que se quedan con la mayor parte del lucro y que posteriormente, por vía de aumento de capitalización de las empresas operadoras, sacarán definitivamente del negocio a los transportadores, tal como ocurrió con Transmilenio”, dijo el cabildante.

¿Quién se quedará con la plata de los transportadores?

En segundo lugar, continuó, “hay un enorme desfase entre lo que los pequeños transportadores reciben hoy en plata contante y sonante por el manejo directo de sus buses y lo que el nuevo sistema les ofrece como rentabilidad de su inversión. La pregunta es entonces: ¿Quién se quedará con ese dinero que dejarán de percibir efectivamente los transportadores actuales? Me temo que la respuesta está en los intermediarios financieros, es decir, en la fiducia que va a recaudar y administrar el enorme volumen de dinero que diariamente produce el transporte en Bogotá. Por ello, cuestiono la afirmación del secretario de Movilidad quien afirma que para reconocer la rentabilidad exigida por los pequeños transportadores, habría que subir la tarifa al usuario”, señaló sin vacilaciones. “Ya entendemos por qué las tarifas diferenciales de carácter social para discapacitados, tercera edad y estudiantes pobres ni siquiera entran en este estrecho horizonte de monopolización de las ganancias”, agregó.

Caicedo explicó que los transportadores perciben hoy entre tres y cuatro millones de pesos mensuales como retribución a la explotación de sus vehículos, valor muy superior a lo que les ofrece la tabla de rentabilidad propuesta por el sistema integrado. Estas utilidades son libres, después del pago de salarios, afiliación a las empresas, seguros y otros costos operativos.

“La verdad es que el sector financiero quiere controlar el multimillonario recaudo de los ingresos del sistema. Se quedarán con la mayor tajada del negocio que trabajan y sudan otros. Si permitimos que eso ocurra, estaremos enfrentados en el futuro a una grave crisis de desfinanciación creciente del sistema a largo plazo, tal como ocurre actualmente con el sistema de salud. Los choferes y trabajadores sometidos al guerreo y a la flexibilización, contratados por cooperativas de trabajo asociado, seguirán por fuera de toda consideración humana. Por eso abogamos porque se reestructure el nuevo sistema de transporte. No hay explicación para que, después de ocho meses de negociaciones, se haya dejado de lado la equidad para garantizar una redistribución social de las enormes ganancias que se espera tenga el sistema”, indicó el concejal Caicedo Turriago.

Criticó nuevamente el hecho de que se haya llegado al punto del conflicto y del paro por la intransigencia de la administración distrital, al tiempo que condenó los actos vandálicos que han ocurrido contra personas, bienes y vehículos en desarrollo del paro de transporte.

Volver a la página principal