lunes, 19 de octubre de 2009

Concejal Jaime Caicedo repudia asesinato de dos Ediles y secuestro de otros dos



* Califica los lamentables acontecimientos como una provocación inexplicable y expresó solidaridad con los familiares de los ediles asesinados, los habitantes de Sumapaz y el Partido Liberal.

* “El área rural de Bogotá está en proceso de convertirse en teatro de operaciones militares, ante lo cual los demócratas debemos expresar nuestro rechazo”.

El concejal del Polo Democrático Alternativo, Jaime Caicedo, repudió enfáticamente el asesinato de los ediles de Sumapaz, afiliados al partido liberal, María Fanny Torres Ramírez y Fernando Morales Pabón, así como el secuestro de dos ediles más del Polo Democrático Alternativo, Alexander Guzmán y Carlos Suárez, junto con una funcionaria de la Alcaldía Mayor, quienes asistían a una reunión de Asojuntas en una vereda en jurisdicción de Nazareth, Localidad de Sumapaz, al tiempo que exigió de las autoridades competentes el esclarecimiento pronto y total de los hechos y las motivaciones que llevaron a la muerte de los ediles y expresó su firme condena a los autores de estos crímenes, vengan de donde vinieren.

Caicedo señaló que resulta sumamente preocupante la repetición de esta clase de actos, ya que en diciembre del año pasado fuera asesinado en oscuras circunstancias otro edil del Partido Liberal después de permanecer varias semanas secuestrado por un grupo ilegal. “Además debemos denunciar que los autores del asesinato de los ediles, aparte de secuestrar a dos ediles más y a funcionarios del Distrito, preguntaron por la presencia de la alcaldesa local, amenazando con su secuestro. Todo esto parece tener visos de estrategia fríamente calculada para crear una situación política de desequilibrio e incertidumbre en una localidad que se ha distinguido desde hace varios años por su tranquilidad, gracias a la intervención directa de la comunidad, las organizaciones sociales y de las fuerzas políticas presentes en la región. Históricamente hemos dado una batalla democrática por preservar la paz en esta localidad, en un trabajo conjunto entre el Partido Liberal y las demás fuerzas políticas que tenemos representación es esta importante región”.

El concejal del Polo Democrático Alternativo recordó que, con anterioridad a los asesinatos de líderes políticos de esa Localidad, ocurrieron allí las desapariciones de varios jóvenes campesinos, sumadas a la retención arbitraria de un tercer campesino que posteriormente apareció muerto, sin que hasta la fecha haya claridad de los motivos y autores de estos execrables hechos.

“Estos graves acontecimientos generan una serie de cuestionamientos e inquietudes por parte de los habitantes de Sumapaz y del propio Polo Democrático Alternativo, ya que es virtualmente imposible circular por esa importante zona rural sin que las autoridades militares lo detecten. A estas alturas y desde hace varios meses, la presencia militar es muy fuerte y numerosa, a tal punto de que existen poco más de tres soldados por cada habitante a lo largo y ancho de Sumapaz”, declaró Caicedo.

Agregó que es evidente que la política de seguridad democrática, como política de guerra permanente, no ha logrado consolidar una política de paz. “Por lo contrario, lo que ha hecho es agravar la situación de conflicto y violencia. Esto tiene que llevar al conjunto de la sociedad a una profunda revisión de estas políticas y para encontrar reales soluciones a una guerra que arrasa sin miramientos al pueblo colombiano. El problema no se resuelve acallando la guerra con más guerra”.

Propuso al Concejo de Bogotá y a la administración distrital un debate con la presencia del ministro de la Defensa y de la Alcaldía Mayor de Bogotá para adelantar una detallada revisión del apoyo que la ciudad está otorgando a las fuerzas militares y de policía a través de los cuantiosos recursos financieros que se han aprobado. “Estos hechos demuestran que muy a pesar de este respaldo, lejos de conducir a la ciudad hacia caminos de seguridad ciudadana, de paz y estabilidad, estamos recorriendo un camino peligroso que implica la desaparición de dirigentes políticos y de ciudadanos inermes en medio de este huracán violento que asola al país y que parece tener intenciones de asentarse con nuevos bríos en la ciudad”.

En su opinión, la administración de la ciudad, las fuerzas sociales y la comunidad deben estar muy atentas a los desarrollos de la situación en Sumapaz. “No sólo se trata de una región que ha soportado históricamente los golpes sistemáticos de la violencia, por medio de una tarea de amedrentamiento y propagación del terror entre sus pobladores. También Sumapaz es una de las fuentes de agua más importantes del planeta. Recordemos que en el resto del país han ocurrido hechos similares de violencia que han antecedido la ocupación de territorios caracterizados por sus riquezas naturales. Habría que investigar cuál es el real origen y significado de estos repudiables asesinatos, secuestros y desapariciones”, advirtió el dirigente político.
Volver a la página principal