miércoles, 13 de agosto de 2008

PARO CAMIONERO PONE EN EVIDENCIA LOS MONOPOLIOS EN LA POLÍTICA DE TRANSPORTE

REPÚBLICA DE COLOMBIA
CONCEJO DE BOGOTÁ, D.C.
CONCEJAL JAIME CAICEDO TURRIAGO

BOLETÍN DE PRENSA



PARO CAMIONERO PONE EN EVIDENCIA LOS MONOPOLIOS EN LA POLÍTICA DE TRANSPORTE

• El paro refleja un conflicto sin solución entre pequeños propietarios y monopolios del transporte, respaldados por el alto gobierno,

• Solicitó resultados en investigaciones por denuncias sobre infiltración de narcoparamilitares en el transporte de carga.
Bogotá.- El concejal de Bogotá, dirigente del Partido Comunista Colombiano y del POLO, Jaime Caycedo Turriago, fustigó hoy la equivocada política del gobierno nacional frente al transporte de carga en el país que ha dado como único resultado un complicado y oneroso paro nacional de pequeños y medianos propietarios de camiones, al tiempo que reclamó resultados de los organismos de investigación criminal y policial frente a las reiteradas denuncias respecto de infiltración de narcoparamilitares en la actividad transportadora.

“Es evidente la contradicción implícita en las propias decisiones que el gobierno nacional ha tomado: por una parte, permite y auspicia un elevado incremento en los costos del transporte representados en los elevados precios de los combustibles y las llantas, los inmanejables montos de los peajes, el gasto excesivo en el mantenimiento de los vehículos provocado por el pésimo estado de la malla vial y otros factores que inciden directamente en esta carrera alcista; por otra, protege como a niños mimados a los generadores de la carga, es decir a los grandes industriales y comerciantes a quienes no les cabe una moneda más en sus bolsillos, en desmedro de los pequeños transportadores; y finalmente, en una medida típicamente populista y en contravía de lo que sus propios ministros están haciendo, el presidente Uribe promete a los pequeños y medianos camioneros que va a imponer mediante decreto las tarifas de los fletes, cuando en la práctica los gremios de la producción negocian otra cosa con el señor Andrés Uriel Gallego, ministro del Transporte”.

“El gobierno no logró romper el paro con la militarización de las carreteras”, señaló enfáticamente el concejal Caycedo Turriago.

Agregó que la lucha de los camioneros en paro implica, a su vez, una dura batalla contra el monopolio en el transporte, el cual según afirmó tiene varias caras. “Una expresión de ese monopolio es el férreo control del mercado que ejercen las grandes empresas transportadoras, las cuales imponen las condiciones amparadas en su gran fortaleza financiera y en su enorme capacidad de negociación con los pequeños transportadores y que además se quedan con el 12.5% de las tarifas, porcentaje que no responde a ningún criterio de valor agregado por parte de las empresas. La segunda cara de ese monopolio deben enfrentarla los pequeños y medianos camioneros al momento de negociar el precio de los fletes con los grandes generadores de carga, quienes igualmente se aprovechan de la sobre oferta de vehículos para burlarse de las tarifas fijadas por el propio gobierno”.

Indicó que la salida a la encrucijada actual pasa por varias decisiones. “El gobierno nacional tiene la obligación constitucional y legal de fijar reglas claras de juego para todos; ese es su papel. En ese sentido, tiene que establecer una política integral que permita controlar la carrera alocada en los costos de producción del servicio de transporte, que afecta mucho más al pequeño y mediano transportador. En segunda instancia, tiene que meterle el diente seriamente al deterioro de la malla vial. En tercer lugar, está el problema de la chatarrización de viejos vehículos y la incorporación de camiones con mejor tecnología y capacidad. Por último, sobre la base de estudios cuidadosos y fieles a la realidad del mercado, tiene que fijar una tabla de fletes que considere los aspectos relacionados con los costos de operar estos vehículos, donde los márgenes de utilidad sean equitativos tanto para los camioneros, como para las empresas de transporte y los generadores de carga, rompiéndole el cuello al desequilibrio vergonzoso en contra de los pequeños y medianos transportadores”, afirmó Caycedo Turriago.

Finalmente, Caycedo Turriago dijo que comparte los criterios emitidos por distintos sectores en el sentido de que la gestión del ministro de transporte ha sido fatal. “Hay voces como la del director ejecutivo de la Cámara Colombo-norteamericana, entre otros, que afirman que a lo largo de la administración Gallego el sector transportador se atrasó en más de 30 años, siendo hoy uno de los más débiles de la economía. Es hora de tomar medidas drásticas y decisivas que pongan freno a los desequilibrios existentes, enfrenten el proceso de monopolización del sector y den salida a la actual crisis del paro camionero”, dijo.



Volver a la página principal