lunes, 26 de julio de 2010

Documento Compes es una burla a la ciudad y al mandato ciudadano en torno al metro


* Es una maniobra política para intentar frenar el proyecto y hacer que el Polo fracase en su compromiso con la ciudad.

El documento Conpes que expidió el gobierno de Uribe Vélez no es más que una burla a los ciudadanos y ciudadanas de Bogotá y al mandato popular que respaldó la propuesta del Polo Democrático Alternativo de construir sin más dilaciones el metro, dijo hoy enfáticamente el concejal Jaime Caicedo Turriago.

“Todo parece indicar que el tal documento Conpes, que el gobierno de Uribe se había comprometido a expedir hace varios meses y que dilató sistemáticamente, con clara intencionalidad, finalmente no es más que un lineamiento de carácter genérico que no da vía libre al metro y que le pone todos los palos posibles a la rueda del sistema integrado de transporte, incluido el metro”, señaló

Se refirió a las declaraciones de Esteban Piedrahita, director del Departamento Nacional de Planeación, quien ha sido uno de los mayores contradictores del proyecto metro. “Él ha cumplido bien la orden del presidente Uribe Vélez, pues ha desempeñado el triste papel de principal obstáculo para el proyecto. No de otra manera se entienden sus declaraciones triunfalistas en el sentido de que el proyecto no está aprobado y que aún cuando la alcaldía cumpla todos los caprichos de Planeación Nacional, se tendrá que someter a un nuevo documento Conpes y a otro del Confis para que el metro pueda avanzar. Total, gracias al gobierno de Uiribe y su obsesión por acabar con el PDA, hoy la ciudad no tiene la certeza de que su mandato se cumplirá, por lo menos en este gobierno”, afirmó el concejal del Polo Democrático Alternativo.

Caicedo Turriago fustigó con firmeza el hecho de que el documento preparado por los evaluadores nacionales del metro aún no se conozca en su integridad. “Es inaudito que a estas alturas, luego de varios meses de entregado, no conozcamos su contenido completo. Es un documento fantasma, casi clandestino, que sólo ha servido para argumentar en contra de la línea trazada por el consultor que ganó la licitación pública, realizada incluso con el acompañamiento de organismos de crédito internacionales, bajo la suposición de que los sectores populares no demandarán con suficiencia el servicio del metro poniendo en duda su rentabilidad económica pero sin considerar su rentabilidad social, razón que prácticamente en todos los estudios anteriores ha sustentado el trazado de la ruta propuesta por el consultor”, indicó.

Por último, Jaime Caicedo rechazó las insinuaciones que aparentemente contiene el documento de las citadas universidades en función de la financiación del sistema metro. “Ahora resulta que el proyecto metro también sirve a los intereses de los neoliberales decadentes para sugerir que la ciudad tiene que vender al gran capital todos sus activos en las empresas de servicios públicos, subir impuestos y disparar sin control el costo de vida para sus habitantes. Es como si fuera un castigo por atrevernos a construir el metro. No faltaba más”.

Volver a la página principal