viernes, 26 de febrero de 2010

AD portas de grave conflicto en transporte público por intransigencia de la administración


* A pesar de las advertencias del concejal Jaime Caicedo sobre el inminente conflicto, la administración hizo oídos sordos. Transportadores anuncian paro.

Los pequeños y medianos transportadores confirmaron su intención de ir a paro el próximo lunes 1 de marzo debido a las lesivas condiciones incluidas en los pliegos de licitación para el sistema integrado de transporte que los afectan, y todo a pesar de las advertencias que el concejal Jaime Caicedo hizo en carta dirigida al gerente de Transmilenio hace ya dos semanas.

En efecto, la misiva en cuestión destacaba el alto nivel de insatisfacción que tienen los pequeños transportadores puesto que los lineamientos del proceso de licitación en curso para conceder las trece zonas en que se dividirá la operación del sistema integrado de transporte traerán como consecuencia la repetición de la experiencia vivida con el sistema Transmilenio, donde los grandes capitalistas del sector terminaron por sacar del negocio a los pequeños propietarios e inversionistas. Los transportadores por ello piden la cancelación inmediata del proceso licitatorio.

. De acuerdo con Caicedo, “la licitación pretende entregar este jugoso negocio a las mismas siete familias que monopolizan gran parte del transporte en Bogotá, dejando en la calle a más de 16.000 familias que viven de su bus o buseta. Esto se lo he planteado en repetidas oportunidades tanto al secretario de Movilidad como al gerente de Transmilenio, sin que haya siquiera un proceso de reflexión sobre este delicado asunto. Ahora se viene el conflicto con los transportadores, el cual bien puede aun evitarse si la administración ceja en sus propósitos de generar esta masacre económica para los pequeños propietarios”, dijo el concejal del Polo Democrático Alternativo.

En expresión de las distintas asociaciones de pequeños transportadores, argumentos que respalda el concejal Caicedo, los pliegos de la licitación “son excluyentes, pues concentran aun más la propiedad, traduciéndose en la muerte y expropiación de los pequeños. Por demás, afecta en forma indirecta a repuesteros, vendedores de llantas, conductores, lavaderos de carros, monta llantas y otros actores importantes en el circuito del transporte público”, señaló Caicedo.

El concejal del PDA reiteró que ““nada más hay que mirar el asunto de la rentabilidad que se les ofrece, la cual resulta ridícula: 0,8% mensual, lo que significa menos de un millón de pesos, monto muy inferior a lo que perciben actualmente. Esta propuesta pareciera estar hecha para que los pequeños transportadores digan que no aceptan y que venden sus vehículos. Y allí viene el otro problema: se los comprarían a precio de huevo: un bus modelo 2010, que fue adquirido por $250 millones, sería comprado por $130 millones. Eso es totalmente desequilibrado e injusto. Como quien dice: lo ancho para ellos, lo angosto para los pequeños propietarios”, señaló el cabildante.

Caicedo advirtió sobre la posibilidad de que los pequeños transportadores se nieguen a inscribir sus buses en las grandes empresas que operarán el sistema, siendo que uno de los requisitos indispensables de la licitación es que cada una de ellas cuente al menos con 47% de vehículos de los actuales transportadores. “De ser así, la licitación se caería por sustracción de materia, lo cual complicaría enormemente el desarrollo y el cumplimiento de la promesa electoral del alcalde Samuel Moreno. Además, la ciudad no soporta un solo error más en el sector de movilidad y vías. Llamo nuevamente a la administración a reconsiderar estas lesivas decisiones. De lo contrario, vamos a enfrentar un grave conflicto de incalculables consecuencias para la economía y la seguridad de la ciudad, motivado por una posición intransigente y abiertamente favorecedora de los intereses de del gran capital”, señaló Caicedo Turriago.

Volver a la página principal