jueves, 4 de febrero de 2010

Distrito debe garantizar continuidad de obras en la calle 26 así como blindaje legal

· La ciudad espera explicaciones convincentes sobre las decisiones de contratación con el conglomerado Nule.

Cualquiera sea la decisión que tome la administración distrital en torno al controvertido contrato con el grupo Nule para la construcción de uno de los tramos de Transmilenio por la calle 26, el concejal del Polo Democrático Alternativo Jaime Caicedo Turriago expresó que su obligación es garantizar la continuidad de las obras y evitar mayores perjuicios a la ciudad.

“De entrada rechazo de plano las amenazas que los señores Nule han hecho en el sentido de demandar al Distrito por cuenta de unos supuestos perjuicios causados en su contra, cuando desde los inicios del contrato han tenido en sus bolsillos casi $100 mil millones por concepto de anticipo. Este cuestionado grupo financiero, con su irresponsabilidad e incumplimiento, ha empujado a la ciudad a una situación de graves consecuencias, toda vez que se encuentra paralizado uno de los más importantes ejes viales y de movilidad. Si la administración tiene la razón en esta disputa, no debe temer la aplicación de las cláusulas que estipula el contrato. Su responsabilidad es blindar a la ciudad contra futuras demandas de este voraz conglomerado y garantizar que las obras se entreguen en el menor plazo posible”, señaló Caicedo.

En todo caso, dijo el cabildante, “estoy pidiéndole a la administración explicaciones convincentes sobre cómo se produjo la selección de las firmas de propiedad del Grupo Nule tanto para la construcción del tramo de la calle 26, como para el mantenimiento de la malla vial de dos de las tres zonas en que el IDU dividió la ciudad”.

“Igualmente, estoy solicitando tanto al IDU como a los entes de control, que informen a la ciudadanía cuál es el estado de cumplimiento de los otros dos contratos. Preocupa mucho que el Distrito Capital haya pasado a formar parte del cuestionado portafolio de negocios del Grupo Nule por cuanto tiene pésimos antecedentes en la contratación a nivel nacional. Obtuvo ilegalmente, con seguridad gracias a sus contactos políticos con el gobierno de Uribe, un préstamo de la Dirección de Estupefacientes por más de $25 mil millones de pesos para financiar una de las obras que el propio Estado les había concedido. Hoy está en mora en el pago de más de $13 mil millones por ese concepto, sin contar los $3 mil millones adicionales que debe a la firma TS Ingeniería, según denunció sus representante legal”, dijo.

Los Nule y su respaldo a la reelección de Uribe

Caicedo fustigó el hecho de que, con fondos del Distrito, se esté financiando la campaña reeleccionista del presidente Uribe Vélez. “Es conocida la declaración de los Nule en el sentido de que han hecho aportes a las campañas de Uribe Vélez y que consideran descaradamente que sus contribuciones a actividades políticas forman parte de su estrategia de negocios. ¿Cuáles son los verdaderos intereses de estos avivatos en el presupuesto del Distrito?”.

Caicedo insistió en que existe una mafia de contratistas que están acaparando sin control todas las grandes licitaciones del Estado, tanto a nivel nacional como local. “La danza de millones sigue su rumbo, sin que la sociedad colombiana ni sus representantes en el gobierno parezcan darse cuenta o finjan no percatarse”, declaró.

En su criterio, “la ciudadanía tiene que levantarse en protesta por este maligno juego con los dineros que todos hemos aportado. No podemos permitir que estos pulpos inescrupulosos incumplan olímpicamente sus obligaciones y terminen de todas formas alzándose con gigantescas sumas de dinero que luego ponen a disposición de quienes quieren perpetuarse en el poder elección tras reelección”, dijo enfáticamente el concejal del Polo Democrático Alternativo.

Volver a la página principal