jueves, 27 de noviembre de 2008

LA PAZ EXIGE TAMBIEN VOLUNTAD POLÍTICA DEL ESTADO



DECLARACIÓN DEL COMITÉ EJECUTIVO CENTRAL DEL PCC



El Partido Comunista Colombiano reafirma de cara al país la necesidad del diálogo y los acuerdos humanitarios como la vía más directa y segura para lograr el fin de la guerra y construir un país justo, pacífico y democrático, que encare exitosamente las grandes tareas del progreso social para todos los colombianos, sin exclusión ninguna.


El gobierno nacional continúa intentando hacer olvidar a los colombianos los graves problemas de nuestra sociedad: el repudio de la Minga Social de Resistencia Indígena al TLC y su defensa del derecho a la tierra y del derecho fundamental del agua para todos los compatriotas; las víctimas de los crímenes de estado en el ejercicio continuado del genocidio político,las ejecuciones extrajudiciales conocidos también como falsos positivos, y las sistemáticas desapariciones de líderes políticos y sociales; en tanto campean la corrupción y la irresponsabilidad oficial, como en el caso de las pirámides. En medio de todo, la miseria avanza en la mayoría de los hogares colombianos. Con igual arrogancia, se niega al diálogo y al intercambio humanitario.


Numerosos intelectuales, personalidades, de Colombia y el extranjero, con el apoyo de gobiernos amigos, impulsan un intercambio epistolar dirigido a las FARC, con el propósito de destrabar el actual impasse hacia la inmediata liberación de las personas en cautiverio. La fuerza de la opinión democrática debe contribuir al despliegue de un consenso nacional en torno auna solución vinculada al diálogo, la búsqueda de acuerdos, las garantías plenas, el respeto por la vida y el acompañamiento internacional en la búsqueda de la paz.


Sin una propuesta clara hacia un intercambio humanitario o una liberación con garantías las reclamaciones que se dirigen solo a la guerrilla dejan el campo abierto a los rescates militares o al albur de la compra de conciencias. Nuestro llamado al pueblo colombiano, a la clase obrera, a los campesinos, a los indígenas, a los estudiantes, a los artistas e intelectuales democráticos y progresistas, es a desplegar iniciativas en el contexto de la unidad, que nos lleven en breve a construir el más amplio movimiento por la paz y producir los cambios hondos y democráticos que demanda imperiosamente nuestra patria.


COMITÉ EJECUTIVO CENTRAL

PARTIDO COMUNISTA COLOMBIANO


Bogotá, noviembre 26 de 2008