miércoles, 28 de enero de 2009

EL PROBLEMA NO ES SOLO DE MOVILIDAD, SINO DE ORGANIZACIÓN DEL TRABAJO EN LA CIUDAD


BOLETÍN DE PRENSA



EL PROBLEMA NO ES SOLO DE MOVILIDAD, SINO DE ORGANIZACIÓN DEL TRABAJO EN LA CIUDAD

Dice concejal Jaime Caicedo



* Hay que incorporar el criterio de valor de uso para los vehículos particulares empleados como medios de subsistencia.

* Debemos comprometernos en la organización de horarios escalonados de trabajo para mejorar la movilidad y trabajar 24 horas en obras públicas.


El concejal Jaime Caicedo Turriago dijo hoy en torno al debate sobre movilidad que "aquí hay un problema de fondo que no es solamente el del transporte y la movilidad, sino de la lógica de la organización del trabajo en la ciudad y los mecanismos creados por la administración para intervenir y racionalizar el trabajo y los desplazamientos y el consecuente aprovechamiento adecuado de los medios de transporte de que disponemos, mientras se soluciona en el largo plazo el conjunto de variables que debe intervenir la ciudad".


Señaló que en torno al debate público sobre la ampliación desmedida del pico y placa, la ciudad no está considerando seriamente la situación de decenas de miles de bogotanos que utilizan el vehículo particular como medio de subsistencia. "No podemos considerar que en todos los casos el carro particular es un bien suntuario. Recordemos que el sistema económico imperante en el país, caracterizado por la deslaboralización, ha llevado a millones de colombianos a inventarse formas de sobrevivencia económica por cuenta propia para inscribirse en el circuito del comercio y los servicios, o de los múltiples trabajos para consolidar sus ingresos. Ahora la ciudad les dice lo siento, pero no pueden trabajar de esa manera. Hay que incorporar al criterio del pico y placa lo que denomino el "valor de uso" del vehículo, para no acorralar a aquellos propietarios que lo necesitan como medio de subsistencia", enfatizó Caicedo Turriago.


Indicó que Bogotá no puede tomar medidas improvisadas, producto de la presión política, para dar solución a un problema que viene de años atrás. "Tenemos un retraso de un cuarto de siglo en materia vial y de transporte; los sucesivos gobiernos han desdeñado ofrecer soluciones de fondo a este crucial asunto de la movilidad y ahora está reventándonos el problema en las manos. No vamos a encontrar soluciones mágicas e inmediatas, pues esto requerirá un trabajo de mediano y largo plazo. Entre tanto necesitamos medidas complementarias que podemos tomar desde ya" dijo Caicedo.


Dando alcance a sus afirmaciones, propuso que la ciudad entre a regular de forma planificada e informada los horarios de prestación de servicios en los distintos sectores económicos, de manera que se quite presión a los "picos" de movilidad. "La administración podría dar ejemplo modificando los horarios de sus dependencias. Igual podría hacerse con los bancos, los centros educativos, las industrias y el comercio, como lo han hecho otras grandes ciudades del mundo", afirmó el concejal del Polo Democrático Alternativo.


Recomendó asimismo a la administración distrital extender los horarios de trabajo en las obras de mejoramiento y ampliación vial e incluso, trabajar 24 horas en distintos turnos, "pues esto no sólo hará que dichas obras estén listas en menor tiempo, sino que brindará una posibilidad de trabajo a miles de bogotanos y bogotanas que en razón de la crisis económica actual, necesitan obtener ingresos estables".


Por último señaló que no entiende cómo se dejó al sector de taxis por fuera de las medidas de regulación y control. "En la ciudad circulan miles de taxis por las calles, congestionando aun más el sistema vial y contaminando sin razón. Deben imponerse los paraderos fijos e incentivarse el servicio a domicilio, no sólo por seguridad, sino por una racionalidad simple en la prestación de este servicio", declaró Caicedo Turriago.


Volver a la página principal