viernes, 21 de mayo de 2010

Le quieren poner zancadilla al metro de Bogotá


Boletín de prensa

* "Me temo que estén manipulando el concepto de los validadores nacionales para ponerle zancadilla al metro de la ciudad", dijo concejal Jaime Caicedo

La ciudad no puede aceptar que la decisión de construir el metro en Bogotá, por la cual los electores votaron copiosamente en 2007, sea objeto de más dilaciones por parte del gobierno nacional, amparándose en los presuntos y desconocidos criterios de los validadores contratados por Planeación Nacional, dijo el concejal Jaime Caicedo Turriago.

Caicedo exigió la expedición urgente del documento Conpes con el que se comprometió el gobierno del presidente Uribe hace varios meses para respaldar la financiación de metro para Bogotá, sin buscar más excusas. “Este es un proyecto de vital importancia para casi ocho millones de colombianos que habitamos la capital de la República y no puede ser que se busquen argumentos de última hora para tratar de echar para atrás la obligación que tiene el gobierno nacional de cofinanciar este proyecto. Hay sectores que quieren ponerle zancadilla a la construcción del metro a la espera del cambio del gobierno nacional, todo con el propósito de favorecer intereses políticos y económicos”.

“La construcción del metro, como decisión de la ciudad, no está en discusión, como quieren hacernos creer algunos. Su trazado, como ha ocurrido en las demás ciudades que han adoptado este vertebral sistema de transporte masivo, tiene que obedecer a rigurosos estudios técnicos que consideren los múltiples factores que se interrelacionan para producir la decisión de la primera línea, entre ellos las características geológicas de los terrenos, los flujos de pasajeros, el funcionamiento y cubrimiento de los demás sistemas complementarios de transporte y muchos otros más. Esos estudios ya fueron realizados por una firma idónea y el gobierno de Uribe no puede venirnos ahora con la historia de que los validadores nacionales tienen un criterio distinto”, señaló.

De otro lado, fustigó a representantes de los partidos de la U, Cambio Radical y Verde, quienes intentan poner trabas a la construcción el metro. “Olvidan que este es un mandato popular, refrendado por más de un millón de ciudadanos y ciudadanas que votaron positivamente la propuesta del Polo Democrático Alternativo. No podemos permitir que grandes intereses económicos y políticos trunquen la imperiosa necesidad del metro para Bogotá. Así ampliemos Transmilenio, es claro que este sistema no da abasto para las necesidades de la ciudad, aparte de que constituye un verdadero gol a las finanzas de la capital que pone billones de pesos para su construcción y recibe unas cuantas monedas que ni siquiera alcanzan para su mantenimiento, mientras que los grandes consorcios del transporte masivo se lucran sin escrúpulo alguno”, indicó.

Se declaró perturbado por la falta de información acerca de lo que los validadores nacionales del proyecto metro, contratados por Planeación Nacional, han propuesto. “La ciudad no conoce de manera integral ni completa los criterios considerados por los especialistas de las Universidades Nacional y de Los Andes. Me temo que estos conceptos pueden estar siendo manipulados por el gobierno nacional para incumplir su compromiso con la ciudad y posponer hasta un límite inmanejable de tiempo su decisión de expedir el documento Conpes que da vía libre a la financiación parcial del proyecto. Yo reclamo claridad y lealtad con los intereses de la ciudad. No más dilaciones ni zancadillas para el metro. Es un mandato ciudadano y una necesidad imperiosa e inaplazable para Bogotá”, declaró el concejal Caicedo.

Volver a la página principal