martes, 27 de mayo de 2008

PLAN DE DESARROLLO INCLUYE TARIFA DIFERENCIAL PARA ESTUDIANTES, DISCAPACITADOS Y ADULTOS MAYORES


Boletín de prensa


Para transporte en Bogotá

PLAN DE DESARROLLO INCLUYE TARIFA DIFERENCIAL PARA ESTUDIANTES, DISCAPACITADOS Y ADULTOS MAYORES

2.5 millones de personas serían potencialmente beneficiarias.

Jorge es un estudiante de una de las principales universidades públicas de la ciudad. Todos los días, dependiendo del horario de inicio de sus clases, debe disponer de cerca de dos horas para trasladarse desde su residencia, de estrato 2, localizada en los límites occidentales de la localidad de Bosa, hasta la calle 72 con carrera 11, donde está la institución universitaria que lo prepara para ejercer dentro de poco tiempo como psicopedago.

Para ello, debe reservar un mínimo de $5.000 diarios si hace transbordo para tomar Transmilenio y viajar algo más rápido, o $4.400 para tomar rutas del sistema corriente, con el riesgo de que la duración de su viaje se incremente exponencialmente debido a uno de los usuales trancones bogotanos. A ello, su familia debe sumar unos pesos más para que Jorge pueda comer algo durante su estancia en la universidad, sin contar con lo que necesita para las fotocopias u otros requerimientos de sus estudios. Los escasos ingresos familiares no dan para tanto, pues los gastos de transporte de Jorge representan poco más de $80 mil al mes, un esfuerzo muy grande para sus padres que ganan apenas $790 mil mensuales entre los dos.

Dentro de poco tiempo y por iniciativa del concejal Jaime Caycedo Turriago, Jorge y otros miles de estudiantes, discapacitados y adultos mayores de la ciudad, podrán ver sensiblemente disminuida la cantidad de dinero que necesitan para trasladarse de un lugar a otro. El Concejo Distrital aprobó incluir en el Plan de Desarrollo una meta que establecerá una tarifa diferencial para el sistema de transporte colectivo en Bogotá para estudiantes, discapacitados y adultos mayores.

El proyecto beneficiará a todos los estudiantes de los sectores público y privado que cursen educación básica primaria, secundaria, media, técnica y superior. De igual manera, cubrirá a los discapacitados, sin importar su condición económica o social, al igual que los adultos mayores, es decir, personas por encima de los 62 años de edad.

En lo que respecta a la población de adultos mayores, este proyecto apenas hace justicia al reconocer el mandato de la Ley 1171 de 2007, la cual les reconoce el derecho a disfrutar de una tarifa diferencial en los servicios públicos de transporte. Por lo demás, los discapacitados también podrán disfrutar de este beneficio, sobre todo considerando que es una de las poblaciones más vulnerables de la sociedad debido a que a estas personas les resulta muy difícil obtener un empleo o cualquier otra fuente estable de ingreso, por lo que la ley del centavo cuenta, y de qué manera, para ellos.

De acuerdo con la última Encuesta de Calidad de Vida, publicada por el Dane, en Bogotá habitan 408.567 adultos mayores. Por su parte, la población de discapacitados llega a 255.836 personas.

A su vez y de acuerdo con la misma encuesta, la población estudiantil de la capital asciende a 2.081.723 ciudadanos.

Los montos de los descuentos para cada uno de estos sectores poblacionales serán definidos una vez culmine el estudio del sistema integrado de transporte colectivo, el cual ya se ha iniciado.